Monday, 17/6/2024 UTC+0
FLBN | Web Oficial
FLBN | Web Oficial

¿Puedo hacer como Abraham?

¿Puedo hacer como Abraham?

ArtículosRelacionados

Fuente: Revista Alabanza #182
Escrito por: Rosalía Rivas de Armenteros

En el amor del Señor hay un llamado a hacer intimidad con Él. Es la intimidad con el Amado que hablando a nuestro corazón suscita el deseo de complacer su clamor.
Diversas preocupaciones nos surgen a cada momento: familias destruidas por el pecado, vidas atrapadas en las adicciones, hombres y mujeres desempleados, mujeres maltratadas en sociedades no cristianas y aún en las cristianas, niños abusados, guerras, huracanes, terremotos. Una innumerable lista de situaciones que nos asombran.

Nos remontamos al diálogo de dios con Abraham en el Génesis. dios, dada la cercanía con Abraham, le da a conocer su plan de destruir a los pueblos inmersos en el pecado. Abraham, por su parte, escucha y regatea hasta el límite apelando a la divina Misericordia para evitar que dios lo lleve a término. dios llega hasta el máximo que le ha pedido Abraham “…en atención a esos diez, yo no destruiré la ciudad” (Génesis 18,32).

Abraham confiaba plenamente en su dios, aquél que fue capaz de cambiar lo imposible en posible. Y dios confiaba plenamente en Abraham, aquél que fue capaz de obedecerle hasta el límite en el que llega a doler la obediencia. Una combinación exitosa: un dios todopoderoso y un hombre confiando plenamente en su Dios. Poder de dios y fe de los hombres, dos ingredientes que combinados resultan altamente exitosos.

Repasando este pasaje del Génesis, es preciso preguntarnos, ¿puedo hacer de Abraham en el momento actual? La respuesta es un sí rotundo.
Jesús nos habla: “Y yo rogaré al Padre y les dará otro intercesor que permanecerá para siempre con ustedes. Este es el Espíritu de Verdad, que el mundo no lo puede recibir porque no lo puede ver ni lo conoce. Pero ustedes saben que El permanece con ustedes y estará en ustedes” (Juan 14, 16-17).
también en la carta a los Efesios se nos exhorta a que oremos por todos: “Vivan orando y suplican- do. oren en todo tiempo según les inspire el Espíritu. Velen en común y sin desanimarse nunca, intercediendo por todos los hermanos” (Efesios 6, 18).

Una hermosa promesa la encontramos en Hechos 16,31: “ten fe en el Señor Jesús y te salvarás tú y tu familia”.
Por otra parte, podríamos preguntarnos si pudiéramos contarnos entre los justos, si estamos en condiciones de ser motivo de contención: “En atención a esos diez, yo no destruiré la ciudad”.
¿Somos alegría y orgullo para nuestro Padre Celestial?

El cristianismo es algo que debe notarse, descubrirse, reflejarse en la vida del cristiano. debe ser percibido por aquéllos que entran en contacto con el seguidor de Jesús. El divino Maestro nos dice: “Sean perfectos como es perfecto su Padre que está en el Cielo” (Mateo 5, 48) y cuando se dirige a los maestros de la Ley les recuerda: “la justicia, la misericordia y la fe. Estas son

Abogar o interceder como Abraham o ser considerado justo a la vista del Padre, es tarea de los cristianos practicantes; más que la- mentar, alentar; más que comentar, aprovechar el conocimiento de las cosas que suceden para interceder y huir del pecado.

Somos miembros de un mismo Cuerpo Místico donde unos sufren, otros pecan, pero siempre y por gracia, otros, siguiendo el mandato divino, oran por unos y otros.
Estas almas intercesoras y justas son las que vencen la pereza, los que mantienen sus lámparas preparadas con aceite (Mateo 25), las que en diálogo directo con dios siguen siendo morada de su Santo Espíritu que les impulsa y anima a permanecer preparadas y despiertas implorando su infinita misericordia para ellas y para la humanidad entera.

Estas almas intercesoras y justas son las que vencen la pereza, los que mantienen sus lámparas preparadas con aceite (Mateo 25).
las cosas que deberían observar, sin descuidar las otras” (Mateo 23, 25).

Videos

Contacto FLBN

Email: labuenanoticia@claro.net.do

Phone: (809) 562-2655

Fax: (809) 540-2336

Address: Ave. 27 de Febrero #311, Ensanche Evaristo Morales, Santo Domingo, R.D.