Saturday, 21/9/2019 UTC+0
FLBN | Web Oficial
FLBN | Web Oficial

LogoFLBN

En el año 2000, el Sr. Rafael V. Hernández participó en un retiro espiritual llamado «Seminario de Vida en el Espíritu», en la Casa de la Anunciación, Santo Domingo. En ese retiro, uno de los charlistas anunció, mientras oraba por Rafael, que «Dios pondría bajo sus hombros grandes proyectos». Como todo creyente que duda, pensó que esas palabras eran un «cliché» que se le repetía a todo participante del seminario, por lo que no le hizo mucho caso. A finales de octubre de ese año, Rafael Hernández y su suegro, José Ramón Grau, viajaron a Chicago a un show de artes gráficas, e hicieron una escala en el aeropuerto de Miami, en donde conectarían con el vuelo hacia la llamada «ciudad de los vientos».

Como no les gustaban los viajes aéreos, en especial aquéllos que de antemano sabían que habría mucha turbulencia, ambos se dirigieron al bar del club de la línea aérea en la que viajaron. El bar tenía un cristal frente a una de las pistas del aeropuerto. Fue allí cuando, mirando hacia donde se prolongaba una de ellas, sintió que Dios comenzó a hacerle una serie de preguntas que le sorprendieron, ya que no se las esperaba, ni en ese momento, ni en esas circunstancias. La primera pregunta: «¿Piensas que eres hijo de un impresor por pura casualidad, o crees que Yo lo había decidido así desde antes de tu existencia?». La otra pregunta importante era: «¿Estás consciente de que la imprenta es un medio masivo de comunicación y, por ende, de evangelización?».

Todavía estaba «en shock» por las preguntas y por la retrospectiva de su vida, cuando le comentó a José Ramón lo que le acababa de suceder. Fue entonces cuando ambos acordaron que debían producir una revista de circulación mensual cuya finalidad sería únicamente evangelizar. Y sucedió de esa manera tan peculiar, en un bar, luego de algunos tragos: aturdidos por Dios —no por el alcohol— como comenzaron a darle forma a esa pequeña idea que hoy día cuenta con cientos de miles de lectores en la República Dominicana y muchos otros países. Rafael aún recuerda la cara de asombro del «bartender» que les asistió. E imagina que tal vez pensó que los tragos les habían afectado el juicio a ambos, ya que no paraban de hablar del tema y de añadir nuevas y mejores ideas cada minuto que pasaba.

Así, en marzo del año 2001 se publicó el primer número de la revista Rayo de Luz. La revista no tuvo una gran circulación en un principio, pero poco a poco fue creciendo, y su aceptación era cada vez mayor, debido a su contenido y a su fácil lectura. Hoy, más de 10 años después, Rayo de Luz cuenta con una circulación mensual que sobrepasa los 200,000 ejemplares.

La calidez con que el pueblo de Dios acoge la revista se debe, seguramente, al poder de la Palabra de Dios, que es eficaz por sí sola (cf. Isaías 55, 10-11). En adición a ello, otros de sus fuertes atractivos son las reflexiones escritas por los colaboradores de una forma vivencial, así como los testimonios de sanación física o espiritual presentados mensualmente.

Videos

Contacto FLBN

Email: labuenanoticia@claro.net.do

Phone: (809) 562-2655

Fax: (809) 540-2336

Address: Ave. 27 de Febrero #311, Ensanche Evaristo Morales, Santo Domingo, R.D.